Escote hasta las rodillas. Esta temporada ¡escótate toa!

Hoy vengo a hablaros de una tendencia que me parece la pera y que –en mi opinión–nunca pasará de moda. Además, puede ayudaros a darle un toque a vuestros looks ahora que estamos en días de fiesta. ¿Qué más se puede pedir? Así es chicas, me estoy refiriendo a los escotes llevados de manera elegante que consiguen convertir un look “OUCH” en un look “WOW”. Aunque lo que más nos apetezca con este frío propio del norte de Siberia sea plantarnos un plumas gordo y gigantesco, o envolvernos en una buena bufanda y dejarnos de tonterías.

Pero no queridas, porque el escote viene pisando fuerte y para quedarse en nuestros armarios. No pretendo descubriros nada nuevo; el escote lleva existiendo toda la vida habiendo tenido sus ups y sus downs. Hace no mucho fue la revolución del off the shoulder, declarado el nuevo escote palabra de honor, y también tuvo su momento prota el escote a la espalda. Todo indicaba que el nuevo sexy solo entendía de sutilezas. Pero de eso nada monadas: el escote de vértigo, de sutil tiene más bien poco y de sexy tiene para rato.

Para las más atrevidas, los hay incluso que llegan hasta el ombligo. En camisas, bodies y vestidos nos hemos sorprendido viéndolos de todos los colores y estampados; de seda, terciopelo y todo lo que os podáis imaginar. Puede incluso llevarse enseñando el bra, evidentemente siendo éste de encaje para seguir en la línea de la chica sexy y sofisticada que nos caracteriza (¡¡yiiiha!!). Pero alto, porque automáticamente se tiende a asociarlos con looks de fiesta. Cambiad el chip amigas de la moda, porque la combinación de escote y deportivas definitivamente hará que lo moléis todo, y además iréis comodísimas; mejor imposible. Porque si se llevan los vestidos largos con deportivas, ¿por qué no añadir un buen escote al combo?

En definitiva, tras esta batería de argumentos y vuestra imaginación enfocada a ser las reinas del street style estoy convencida de que no existe nadie que… ¡no vote por lucir un bonito escote!

Imágenes via

Collage Vintage, Laagam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *