Kylie Jenner reinventa el pantalón chuminero

kylie jenner jeans

Parece que últimamente sólo escribo de culos y tetas. Y es verdad, pero, queridas, a veces no me dejáis otra opción. Y más cuando medio mundo tiene como icono a imitar a las Kardashian, ese clan familiar excéntrico que siempre está en el punto de mira y en primera plana. Sí, parece casi imposible no hablar de una Kardashian sin mencionar su gigantesco trasero o sus enormes senos. Y, sinceramente, me lo ponen realmente difícil para que no sea así. Y es que, entre sus muchos escándalos virtuales, a la pequeña Kylie Jenner le encanta customizar. Como a mí. Pero, al contrario que yo, ella siempre adapta el do it yourself a sus curvas y gustos, gustos y curvas. ¿Lo último? Los pantalones rajados por el culo, justo en la parte en la que se ven las cachitas.

kylie jeans

Me lo estoy imaginando… Es de esto que estaba ella un día en su casa, preocupada porque se acababa el verano y ya no iba a poder lucir sus pantalones “chumineros”. Y ella, que es una mujer emprendedora y con ideas donde las haya, se dijo: ¿por qué no cortar mis pitillos y enseñar nalga? Y subió una foto a Instagram. Y se hizo viral. Y las followers comenzaron a seguirla (e imitarla incuestionablemente y sin fronteras). Y ahora medio mundo se encuentra paseando por la calle, luciendo el street style con botas y chalecos de pelo, pero aireando sus partes nobles, que queda mucho más cool y glam. Eso sí: en tanga. ¡Que por Dios! Quedaría horriblemente feo enseñar las bragas de la abuela. Como si eso fuera lo preocupante del asunto…

jeans rotos 2

No voy a decir que me descojono porque muchas de las instagramers que sigo -y admiraba estilísticamente- se han apuntado también a esta moda (¡Me cachis…!). Pero es que todo esto me recuerda enormemente a una escena de mi súper peli “Chicas Malas”, concretamente a esa en la que a Regina George, la mala malísima, le hacen la jugarreta de cortarle dos agujeros en la camiseta, justo a la altura de los pechos, y, lejos de reírse de ella por pasearse mostrando el sujetador, todas las chicas comienzan también a llevarlo. El poder de una it girl y el borreguismo de la masa. Parece que idolatrar a alguien implica seguirle hasta los confines de la Tierra, lo que, en boca de tu madre, se traduciría por un: “¿si tus amigas se tiran desde un puente, tú también lo harías?” Vamos, la monda lironda… Pero, ¿qué llevas puesto? Eau de mamarrachismo es esencia pura. Ni jeans ni pollas en vinagre. ¿Tendencia? Una gran tontuna donde las haya. Chumineros no, por Dios. Ni en verano ni en invierno. Como diría la Vecina Rubia: somos la resistencia.

jeans rotos 3

jeans rotos 4

jeans-rotos-5

jeans-rotos-6

jeans-rotos-7

jeans-rotos-8

Imágenes vía

Vogue, Mundo tkm, Buzzfeed, Insta Josefinehj

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *