Las chicas skinny también son reales

skinny girls

Está de moda hablar del peso de la mujer, de qué se considera real y qué no. Y con las chicas curvy en alza (algo de lo que me alegro), parece, sin embargo, que sólo cabe en esta sociedad un perfil morfológico determinado. Como si las delgadas fueran antes lo único que existiera y ahora lo único que se llevara fuera que “te sobraran unos kilos”. Señores, ni nos sobra ni nos falta nada. Somos como somos. Déjennos ser felices. ¡Basta ya de tonterías, hombre!

skinny

Ya estoy cansada de ver continuamente campañas publicitarias en moda bajo el eslogan “esto sí son mujeres reales”. Y las miro y las veo con sus amplias caderas, su barriguita, sus glúteos redondos, sus muslos voluminosos…y pienso, joder, pues claro que son reales. ¿Alguien tenía dudas? Pero, ¿por qué tienen que ser ahora las únicas? ¿Es que yo no soy una mujer real? Y si no soy real… ¿quién me ha inventado a mí? ¿En el imaginario de quién vivo? Quiero dejar claro que no estoy haciendo una crítica a las chicas curvy, a las que adoro y me encantan, sino un reproche a una sociedad que me tiene harta. ¿Desde cuándo los kilos tienen que ser motivo de tendencia? ¿Es que acaso son como una camiseta que te pones y pasa de temporada?

curvy

Desde que era bien pequeña, aprendí que todo lo relativo al peso de una persona, especialmente si hablábamos de una mujer, era un tema tabú. No se podía comentar y mucho menos usarlo como motivo de burla, porque meterse con el físico de alguien no sólo denotaba la bajeza de quien lo pronunciaba, sino que, además, era de mala educación.

Después fui creciendo y me di cuenta que, mientras que la gente tenía más reparo a la hora de hablar de una persona “gordita”, no se mordían la lengua ponzoñosa a la hora de hacerlo con alguien flaca. No sé si por envidia, por pena o por, simplemente, pura maldad. El caso es que aquello no estaba considerado dentro del colectivo de la mala educación. Y a mí, porque me tocó sufrirlo, me parecía francamente molesto.

skinny

Rompiendo estereotipos: libertad para las flacas

Vamos a repasar una serie de situaciones y comentarios por lo que toda chica flaca ha pasado alguna vez a lo largo de su vida.

Por ejemplo…

No. No somos anoréxicas. Aunque os cueste creerlo. Porque la vida no se divide en anoréxicas y obesas, a pesar de que tu mente opaca no te deje verlo. Y odiamos esas bromitas de que peso como una pluma, que mis brazos parecen ramitas, mis piernas patas de pollo o que un día me va a llevar un soplo de viento. No es necesario. Si a una gorda no le preguntas si es obesa, ¿por qué me tienes que preguntar a mí si soy anoréxica?

Por otro lado…

Sí, comemos. Y muchas de nosotras mucho, tengo que decir. Pero parece que la gente tiene que controlarme todo lo que como. ¿Qué pasa si un día no me apetece nada o me quiero pedir una ensalada porque me sale del nabo? No es porque tenga una enfermedad. ¿Es que tengo que ponerme como una cerda para que te cerciores de que como bien?

 

Y…

No. Relacionado con lo anterior, tampoco necesitamos un buen cocido. Que, por cierto, me encanta el que hace mi madre. Y me pongo ciega cuando lo hace. Claro que parece que a muchos les gustaría que tuvieramos un trastorno alimenticio, pero es que, simplemente, tenemos un metabolismo que lo quema todo. Es hora de que lo asumas.

Además…

También hacemos ejercicio, y no precisamente para adelgazar. Si tú quieres ir al gym para perder unos kilos, estupendo. Quizá yo vaya precisamente para ganar peso de una forma saludable. – Voy al gym. – ¡Pero si estás muy flaca! – Sí, obvio. Gracias por la apreciación. No me había dado cuenta.

Y, por último, rompamos el molde de que…

Las únicas mujeres reales son aquellas que tienen curvas. O no. O sí. O tienen las piernas súper delgadas. O los pechos enormes. O un gran pandero. O el vientre plano. ¿Quién cojones se ha inventado semejante bobada? Soy como soy. Los kilos no están de moda y la sociedad, muy a menudo, es idiota. Todas somos mujeres preciosas. ¿Por qué no luchamos en una causa común y abogamos juntas por la diversidad morfológica? Tu cuerpo no es una tendencia que pasa de temporada.

Skinny girls are real women too

Imágenes | American Apparel USACosmopolitan TV, Revista Perfil, América Nuestra, Upsocl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *