Madre no hay más que una: cuando tu madre es tu mejor amiga

Estamos a pocos días del estreno de la nueva de la serie con la mejor relación madre-hija de la historia: Las Chicas Gilmore. Volverán sus diálogos veloces e incomprensibles, las cenas en casa de los abuelos Gilmore, las excentricidades de los habitantes de Stars Hollow y altas dosis de café. Y se demostrará que madre no hay más que una y que hay que disfrutarla.

gi-2

Y es que, quién mejor para ser parte de nuestro girl squad, que nuestras madres. Las madres molan. De eso no hay duda. No solo nos han dado la vida y criado junto a nuestros padres, sino que además, tienen algo especial.

giphy-6

Durante la fase de la adolescencia, haya cierto distanciamiento. De hecho, esa fase de rebeldía algo irracional es normal y saludable. Madres y padres del mundo, no os preocupéis, es temporal. Las hijas vuelven y todo pasa. Es entonces cuando madre e hija recuperáis vuestra relación a otro nivel. Sois dos adultas, pero tú siempre serás su niña y ella siempre será tu mami. Siempre estará ahí para compartir alegrías y abrazarse en los días tristes.

giphy-5

Tu madre siempre estará dispuesta a apuntarse a tus planes: ir a la playa, noche de pelis y vino, manipedi, visita a un museo, ir a ver a la abuelita a la residencia o lo que le propongas.

giphy-2

Casi te conoce mejor que tú misma. Sabe lo que te gusta y lo que no. Sabe cuándo estás enfadada o triste, aunque ni tu misma sepas porque. Sabe hacerte ese plato que tanto te gusta (aunque mucho mejor si se lo cocinas tú a ella). Hay una complicidad especial. Ha sido una vida entera compartida y eso hay que aprovecharlo. Siempre va a estar para lo que necesites y tú debes estar para ella también.giphy

Sí, ya sé que a veces no soportas sus sermones, el odioso “ya te lo dije” o el hecho de que siempre termine teniendo razón. Pero es que tiene la sabiduría y experiencia que te da la vida y la edad. Y en la mayoría de casos sabe de lo que habla, por eso se equivoca poco.

giphy-3

Uno de los momentos de miedo absoluto que experimentarás en la relación con tu madre, es cuando te das cuenta que te estás metamorfoseando en ella. Aunque la adoras y la quieres, siempre has pensado en ser diferente, ser tú misma, claro. Pero entonces te oyes diciendo cosas que ella dice, repitiendo expresiones, gestos e incluso la misma manera de enfadarte. ¡Ups!

mother-ecard

Pero lejos de entrar en shock, ríete y aprécialo. Ella ha sido tu modelo a seguir a lo largo de la vida. Aprendemos con ejemplos y repetición y ella ha sido tu primer vínculo con otro ser humano de género femenino. Así que habrá que cultivarlo.

1340247271671_9987478

¿A que esperas para llamar a tu madre y montar un plan juntas?

200

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *