Nos mola el mal gusto, y estas tendencias lo demuestran

tendencias mal gusto

En un momento en el que parece que nos vale cualquier cosa que lleve puesta Kylie Jenner, las fronteras entre el buen gusto y el malo se difuminan. Lo que antes era un “no” total y absoluto en lo que a moda se refiere ahora es lo más de lo más. Parece ser la reacción natural hacia el minimalismo de temporadas anteriores. La era del exceso y de ponerte lo que te salga del toto ha comenzado, con 9 tendencias que tu abuela jamás comprendería, que criticaría y que condenaría. Pero que tú sabes, o sientes, o crees que molan, y mucho. O directamente te la fifa y te las pones igual.

1. Sandalias con calcetines

Son el colmo de todas las tendencias, con unos orígenes nada convincentes. Todo comenzó con turistas alemanes en las playas de Benidorm, que resultaron ser unos visionarios y consiguieron hacer de la tendencia un must de las altas esferas del street style neoyorquino. Vamos, como Kim K, que empezó haciendo porno y ahora es la princesa de City of Calabasas. Lo cierto es que la idea no es del todo mala, al menos te ahorras las ampollas.

tendencias mal gusto

2. Costuras deshilachadas

Lo de llevar los bajos sin rematar, deshilachados, rozados y, básicamente, como si los hubiéramos pasado por debajo de una cosechadora, era algo horrible (que todas hemos hecho). Sobre todo con esos maravillosos pantalones de campana de lycra que chupaban la mierda del suelo hasta que llegaba a la rodilla. !Ahh, benditos 90! No había abuela en el mundo que no muriera un poquito por dentro al verlo, o madre, o tía, o vecina de enfrente. Y mira por donde, ahora viene Vetements y decide que así es como debe ser, con los colgajos del pantalón colgando por la vida.

tendencias mal gusto

3. Deportivas con vestido

¡El acabose! Combinar un delicado y femenino vestido con unas deportivas en vez de con bailarinas o tacones, ¡a dónde vamos a llegar! Pues como la moda ha demostrado, vamos a llegar a la tendencia que más ha calado en estas últimas temporadas. La comodidad se antepone a todo y donde estén unas buenas zapatillas que se quiten los zapatitos de princesa.

tendencias mal gusto

4. Sudaderas con capucha

En la misma línea que el punto anterior. Hemos sustituido las rebequitas y jerséis de punto trenzado por sudaderas extra grandes, con capucha y cordones para ajustarla. Una moda que nos hace parecer vagabundos de un videoclip rap, pero que a nosotras nos mola todo (porque es lo más cercano a salir a la calle en pijama del mundo). Y más si la llevas a modo de vestido y con botas de putilla hasta el muslo. Una tendencia de la maison Kardashian llamda lampshading que, reconozcamos su mérito, es muy guay.

tendencias mal gusto

5. Plumíferos

Son cómodos, calentitos y te permiten envolverte por completo en ellos. Estos sí que cuentan con el visto bueno de las abuelas, porque dejan a los nietos jugar en el parque sin coger frío o ir a la universidad llueva o truene. Sin embargo, los plumas nunca han tenido demasiados seguidores en el campo del buen vestir, no son precisamente el abrigo que te pondrías en Nochevieja, ¿o sí?

tendencias mal gusto

6. El plasticoso PVC

Nunca ha sido un material elegante, sino más bien todo lo contrario. La versión barata y guarrilla del sofisticado charol y el hermano pequeño del látex, solo apto para videoclips de Britney Spears. Sin embargo, el PVC mola y eso es algo que no muchos supieron ver en su momento. Lástima, abuelas, vuestra generación habría molado cacho con una falda de PVC.

tendencias mal gusto

7. Exceso de…todo

De esto no hace tanto tiempo, hace solo unos meses que el minimalismo era tendencia y que todas andábamos en blanco, negro y gris como si fuéramos personajes de una película de los años 30. Ahora nos hemos revelado, ¡queremos toneladas de color, dolby-surround, 3D y todo lo que nos pongan! Esto es, miles de estampados, tejidos, materiales y embellishement. Todo junto. Puesto. A la vez. Sin importar si combina o si es correcto. Me da igual. Ponedme más.

tendencias mal gusto

8. El rollito chandalero

¡Ay el chándal! ¿Cómo nos íbamos a olvidar del chándal? Se puso tan de moda en los 90 con las Spice Girls y solo nos dejaban usarlo para ir a clase de gimnasia o estar por casa. Más allá sencillamente no era apropiado. ¿Dónde ibas a ir tú con esas pintas? Pues hoy en día al fin del mundo, porque el chándal es lo más de lo más.

tendencias mal gusto

9. Los zapatos blancos

Hace 20 años solo podían llevarlos enfermeras, médicos y grandes capos de la mafia italianos. Para todos los demás estaba prohibido, el absoluto horror. Y ahora, de repente, como quién no quiere la cosa, todas se atreven. Botines blancos a examen, ¿sí o no por favor?

tendencias mal gusto

Imágenes vía

Native Fox, Collage Vintage, The haute pursuit, Style du monde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *